FINDING MYSELF

Tuesday, February 16, 2016


No había planeado dejar este espacio por tanto tiempo, sin darme cuenta ya pasaron dos meses desde mi último post, no pretendo dar excusas porque es en vano y creo que aún sigo en el mismo cuadro de mi última introducción (sí, de este post) pero lo que sí les quería decir es que durante estas vacaciones he pensado mucho más en mí, en las cosas que realmente me hacen feliz porque no sé si les pasa a ustedes pero he vivido muchos años de mi vida creyendo que debes hacer tal cosa porque es el momento o porque todos lo hacen (algo así como colegio-universidad-trabajo-casa-familia …) y no es que esté en contra de las personas que lo realicen así tal cual pero creo que no todos somos iguales y me creo en todo el derecho de cuestionarme por qué debo hacer las cosas así o de hacerlas a mi manera siempre y cuando me generen cosas y/o momentos positivos o por qué no hasta equivocarme pero al menos intentar hacer todo, incluso cosas que estén fuera de confort (que algo sea difícil no significa que no vale la pena arriesgarse).

Ustedes quizá no lo sepan pero he pensado cientos de veces en cerrar este blog, no porque no me guste, la verdad me fascina pensar en los post, escribir, las fotos, la edición, colgar fotos en Facebook, en Instagram y hasta hacer Snapchats aunque con esto último se me complica ya que no estoy muy familiarizada con grabarme todo el tiempo pero estoy trabajando en ello.  El punto es que sentía que me quitaba mucho tiempo o que no me enfocaba en lo que “realmente debería estar haciendo” así que prácticamente todas las veces que lo he pausado ha sido por esto hasta que hace poco me senté y dije por qué renunciar a algo que me gusta, algo que me divierte, una de las pocas cosas que hago por mí misma y que me hacen feliz, y fue cuando me di cuenta que dejaba de lado el blog porque era una alternativa sencilla, lo complicado era distribuir mi tiempo de manera que pueda hacer lo que quiero hacer pero hacerlo bien… aunque el que mucho abarca poco aprieta pero saben aún estoy experimentando las cosas que me gustan, aún estoy descubriendo con qué me quedo y efectivamente debería tener un límite pero me voy a permitir seguir con esto y con muchas otras cosas más que quiero aprender a hacer (como coser, pintar con acuarelas y cocinar cocinar cocinar).

Por el momento este es mi hobbie uno que me llena de felicidad y sobre todo me hace sentir real, natural, me llena de vida y me encanta poder compartir con ustedes un poquito de mí y si aprendemos juntos muchísimo mejor. He tratado de prepararles una sorpresa (y es por eso también que  he permanecido ausente por estos lares) pero creo que me tomará un poco más de tiempo por lo pronto les dejo con estas fotos que hice el sábado pasado en Ancón un sitio maravilloso en donde encontré espacios que aún conservan su tiempo, un lugar que sin duda alguna te pueden transportar al pasado. Para los que no lo saben este lugar se encuentra muy cerca a la playa así que básicamente ese es el motivo de mi atuendo, una salida de playa suavecita y traslucida (muy sexy girl) y con un bikini por debajo el cual les enseñaré en un próximo post. Los quiero mucho, gracias por leerme y por seguir conmigo a pesar de las altas y bajas del blog